domingo, 5 de mayo de 2013

Chasicó sigue siendo la “reina” de las lagunas bonaerenses


El Día de La Plata nos cuenta en esta nota
acerca de los buenos matungos que se obtienen
en la entrañable Laguna de Chasicó


Los grandes pejerreyes siguen saliendo en este tradicional pesquero

Volver a Chasicó nos generaba gran curiosidad después de varias temporadas sin concurrir; en ese tiempo era la mejor laguna de Buenos Aires.

Para hacer este relevamiento, Pesca al Día fue invitado por La Peña de Alejandro que realiza estas salidas de pesca con un servicio completo, trasladándose en un autoportante con cuchetas, que permite llegas más descansado, con servicio de desayuno, salida de pesca con guías en embarcaciones trucker, carnada y cena.

Al llegar al ojo de agua, nos dimos cuenta que su fisonomía había cambiado y mucho, como producto de la sequía; el espejo se había reducido mucho, nos dijeron que de tener 24 metros de profundidad en el mejor momento, paso a tener 6 metros en la actualidad, lo que borró varios pesqueros tradicionales como la isla de los Pinos.

Nos tocó un día demasiado ventoso con un viento Norte de 30 km/h con rachas de 40 km/h lo que nos complicó la pesca y la gareteada con el sol de frente nos dificultaba mucho la visión de las boyas.

Salimos a pescar con los servicios del guía “Pitufo”. Navegamos hacia la costa de Ravanessi y desde allí gareteamos hacia el centro del espejo. Comenzamos pescando con aparejos de 3 boyas, pero nos dieron mejor resultado las brazoladas largas entre 60 centímetros y 1,20 metro de profundidad, lastradas con pequeñas municiones de plomo, encarnando con mojarras medianas.

Rápidamente tuvimos las primeras respuestas, con pejes chicos a medianos. Pero mezclados comenzaron a salir los de mejor tamaño que nos hicieron recordar las viejas épocas. Estos matungos tienen una polenta impresionante, nos pasó tener que sacarlos de la borda contraria porque el peje nos obligó a pasar toda la línea delante de la proa.

Siguen siendo de contextura robusta, muy bien alimentados y con boca pequeña.

Al ver que los piques estaban más abajo, algunos colocaron paternóster y comenzaron a darse dobletes en profundidades mayores. En mi caso seguí pescando a flote con brazoladas largas, incomodas para trabajarlas con viento pero con excelentes resultados.

Pude obtener un doblete para el recuerdo. Nos dimos cuenta que la pesca no es tan fácil como antes.

Relevamiento: Alejandro Vigo.

Servicios: Salida de pesca, Tel. (011) 4481-2829 / 1564683462.

Fuente: El Día de la Plata


Lea otros Relevamientos haciendo click aquí

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Para publicar un comentario es imprescindible indicar tu Nombre y Apellido/Nick en el cuerpo del mensaje